Villa Reale

La primera planta noble

La verdadera visita comienza en la primera planta noble, en la que se encuentran las salas de representación de la familia real. Destaca el salón de baile, el único salón con doble altura de la Villa, con decoraciones en las bóvedas y en las paredes, entrepaños imitando mármol, preciosos candelabros y suelos de terrazo continuo veneciano.